El sueño del bebé

Cuando llegamos a casa con nuestro bebé del hospital, nos encontramos muy perdidos, pensamos que es fácil pero comenzamos a tener muchas duda, cosa que es normal.

Una de esas dudas es sobre el sueño de nuestro bebé; porqué duerme tanto de día, porqué duerme tantas horas, porqué por la noche parece que no descansa…

Vamos a intentar ayudaros;

 

¿Para qué sirve el sueño?

 Sirve para recuperarnos del cansancio que acumulamos durante el día realizando actividades.

El sueño de nuestro recién nacido puede ser de unas 16 horas diarias e incluso en algunos peques de hasta 22 horas en los primeros días de vida, se despiertan para comer y poquito más. Es normal, no hay que asustarse, son inmaduros y acaban de salir al mundo exterior, imitan el comportamiento que tenían dentro de la tripa de la mama.

Según van teniendo semanas de vida, estas horas van disminuyendo, pero es cierto que siguen con cierto descontrol entre el día y la noche, ya que aún no son capaces de diferenciarlo.

Si observas a tu pequeño te darás cuenta qué tiene una manera particular de dormir. Se duerme muchas veces y la media de estos sueños suelen ser de 2 horas.

El sueño de los bebes tiene dos fases;

  • Sueño profundo, tiene una respiración regular y profunda, la postura en la cama es de descanso, casi sin moverse, con el cuerpo relajado, las manos abiertas, las facciones tranquilas. Despertarlo en este momento no es lo más adecuado.
  • Sueño ligero, es más fácil de reconocer, porque, aunque tenga los ojos cerrados, estos están en movimiento. Además, sus manos estarán en forma de puño, y las facciones y el cuerpo no se verán relajados. Si necesitas despertarlo es mejor en este momento.

Aunque nuestro bebé duerma parte del día, es importante ayudarles a regular sus patrones de sueño, tratando que duerma más en la noche y manteniéndose más activo durante el día. Es importante que en los primeros meses se implanten horarios de comidas y rutinas, incluso puedes despertarlo para crear horarios fijos, hay que enseñarles que la noche es para dormir.

Hasta los 3 meses de vida, su organismo no empieza a regular el reconocimiento de las etapas de luz y oscuridad, a partir de este tiempo su cuerpecito comienza a madurar y a crear más melatonina, por lo que el sueño se vuelve más seguido.

A partir de los 3 meses hasta los 6 meses de vida, los bebés comienzan a dormir una media de 6 a 8 horas por la noche y disminuyen las siestas por el día. Es importante que tengan un peso superior a 5 kg. En estos meses, el cerebro del bebé empieza a alterar la forma que tratar el sueño y se comienza a despertar más entre los ciclos de sueño, esto significa que el bebé está madurando y va regulando las horas de descanso, menos por el día y más por la noche, de manera más profunda. En esta etapa sus ciclos de sueño pueden llegar a ser de 2 a 4 horas seguidas durante la noche, aunque, que entre ciclo y ciclo hay bebés que necesitan ayuda para volver a conciliar el sueño y continuar durmiendo.

 

Por eso, en algunos casos, hay papás que se sienten frustrados cuando el sueño del bebé cambia a los 6 meses y comienza a despertarse cuando ya parecía que dormía bien. Este es el trabajo que realizamos nosotras cuando las noches se comienzan a hacer cuesta arriba, a trabajar los despertares nocturnos para conseguir que el bebé sea capaz de conciliar el sueño solo sin ayuda de ningún estimulo externo.

Queremos que entendáis que esto se puede regular con trabajo, tiempo y mucho mimo, y que en nuestra empresa os ofrecemos este servicio con profesionales en este campo, hoy en día tenemos mucho estrés y poco tiempo, y en ocasiones resulta muy difícil cuadrar unas rutinas de día y de noche para conseguir que el descanso de nuestros peques sea efectivo en horas y duración. Nuestras Salus os darán las pautas necesarias y os acompañarán todo el tiempo en este camino para que todo marche como debe y en pocos días notéis los cambios.

 

¿Te interesa saber más sobre el sueño del bebé?