¿A qué nos referimos cuando hablamos de estimulación o atención temprana?

La estimulación o atención temprana son técnicas para activar una serie de funciones cerebrales que nos permita mejorar su desarrollo. Les ayuda a mejorar sus habilidades físicas y mentales a través de actividades adaptadas a su edad.

Se ha comprobado que se necesitan estímulos para que el cerebro del bebé crezca a un ritmo adecuado en la adquisición de diferentes funciones cerebrales.

La constancia y repetición de ejercicios refuerza el área neuronal del bebé y permite que vaya adquiriendo nuevos conocimientos.

Los ejercicios le ayudaran con el sistema motor, desarrollaran su psicomotricidad, sus habilidades cognitivas y del lenguaje, además de los aspectos emocionales y su autonomía y su sociabilidad.

¿Cuándo se puede aplicar la Estimulación temprana?

Se pueden aplicar desde el nacimiento, el momento más adecuado es a partir de los 45 días de vida, aquí es cuando más conexiones neuronales se establece en su cerebro y cuando comienza a desarrollar la estructura del pensamiento.

 

 

¿Cómo se aplican las técnicas de Estimulación temprana?

1. Debemos realizar las actividades en forma de juegos, esto hará que sea un rato entretenido y divertido con nuestro bebé.
2. Debemos tener en cuenta sus horas de sueño o comidas y no modificarlas.
3. No debemos forzar a nuestro bebé a que realice los ejercicios, debe ser un momento divertido y entretenido, si lo forzamos conseguiremos que lo rechace.
4. Felicitarle cada vez que realice un ejercicio, da igual si ha conseguido el objetivo o no, siempre debemos reforzar de manera positiva
5. Hay que ser constantes y realizar las actividades al menos 3 veces en semana.
6. Recordar que no es una obligación, es un juego que hay que integrar en su rutina diaria. Cada bebé es único y lleva su propio ritmo de desarrollo.

 

¿Te interesa saber más sobre la Estimulación temprana?