Helen Lindes | Babysalus
1495
page-template-default,page,page-id-1495,page-child,parent-pageid-1216,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.1.1,vc_responsive
Salus

Ana Belén

Tiempo de contratación

4 meses

Servicio

Establecimiento de lactancia materna y conseguir que Alan tuviera una rutina en el sueño.

Helen Lindes

Helen Lindes Griffiths es una conocida modelo española, Miss España 2000, con una dilatada carrera en el mundo de la moda y la TV. Es la mujer del jugador de baloncesto Rudy Fernández y responsable de http://www.helenlindes.com/

Contraté a una salus para la ayuda de mi peque en horas nocturnas, porque, al no disponer de familia en Madrid por ambas partes, y siendo padres primerizos y sin experiencia en bebés, decidimos que íbamos a necesitar ayuda extra.

Al principio hice uso del servicio durante 1 mes, pero cuando vimos lo eficiente que era la salus y lo cómodos que nos sentíamos con ella, lo fuimos alargando durante 4 meses seguidos.

Mis necesidades fueron cubiertas en horario nocturno desde las 20:00 pm a las 08:00 am, tiempo para presenciar el baño, masajes y otro tipo de cuidados que le prodigaban a Alan, y descansar el máximo de horas posibles.

Las chicas de Babysalus han hecho que la maternidad se convierta en un momento mágico a pesar de las dificultades de los primeros días.

Yo recomiendo a padres como nosotros, sin apoyo familiar ni conocimientos sobre bebés, que lo contraten al menos 3 meses. Transcurrido este tiempo me sentía más segura de mí misma y había adquirido muchísima más práctica con el bebé.

Durante la entrevista que tuvimos con un par de candidatas nos dimos cuenta que a Ana Belén era la salus ideal para cuidar de Alan. Mi intuición se confirmó al observar cómo se desempeñaba con mi pequeño, con qué cariño y destreza le trataba; qué complicidad había generado con él… todos nos pudimos relajar por primera vez en muchos días.

Enseguida nos amoldamos a la nueva situación y, día a día, gracias a lo fácil que me lo puso Ana, a lo bien que nos ha tratado a todos, hemos ido creando una confianza entre las dos de forma que en estos momentos puedo considerarla como una amiga más. Me lo ha puesto muy fácil.

Tener una salus en casa es tener una fuente inagotable de información. Me pasaba todas las tardes observando cómo mi salus bañaba a Alan, cómo le curaba el cordón umbilical o cómo le hacía los masajes anticólicos. No paraba de hacerle todo tipo de preguntas y ella las iba respondiendo con suma amabilidad y paciencia. Ha sido una experiencia entrañable y provechosa.

Hay que tomar en cuenta que mi parto se complicó con una cesárea de urgencia por lo que las primeras semanas para mí fue fundamental descansar y reponer fuerzas. Gracias a Ana Belén pude dormir 8 horas seguidas todas las noches lo que me ayudó sobremanera para disfrutar durante todo el día de mi precioso bebé.

Aconsejo totalmente la ayuda de estas expertas en el cuidado profesional de bebés para aquellas parejas que no tienen a su alcance una mínima ayuda, para que las mamás puedan recuperarse lo antes posible del parto… para que, en general, los papás puedan vivir a su bebé libres las cargas, presiones, cansancios consustanciales a este intenso momento vital.

Gracias a lo mucho que nos ha aportado Ana y al excelente equipo de Babysalus, que en todo momento han mostrado seriedad, puntualidad, el placer del trabajo bien hecho, me siento tan satisfecha que no dudaría un instante en recomendárselo a cualquiera: amigos, familiares o conocidos.

Las chicas de Babysalus han hecho que la maternidad se convierta en un momento mágico a pesar de las dificultades de los primeros días. Sin lugar a duda echaremos muchísimo de menos a Ana Belén y estoy segura que Alan aún más. La sonrisa con que la recibe cada tarde lo dice todo.